¿Quién no siente un poquito de envidia al echar la vista atrás y recordar los tocadores majestuosos de las estrellas de Hollywood? Quizás no hace falta ir tan lejos, porque también podemos rememorar ese pequeño rincón privado de las abuelas con sus cepillos de cerdas naturales, las fotografías enmarcadas y el agua de colonia.

 

Actualmente vivimos a un ritmo vertiginoso que nos dificulta dedicarnos todo el tiempo que desearíamos, pero no por ello debemos renunciar a tener nuestro propio rincón de belleza que nos acoja para mimarnos unos minutos cada día.

 

En Aries Interioristas te mostramos diferentes ideas para que incorpores un tocador en tu dormitorio.

 

 

 

Tocadores pequeños

 

El tamaño del dormitorio suele ser una de las excusas más frecuentes para no incluir un pequeño rincón dedicado a la belleza.

 

En Aries Interioristas te mostramos los siguientes ejemplos que aprovechan el espacio de forma óptima.

 

Los pequeños tocadores complementados con espejos redondos y funcionales pueden situarse en un lateral del dormitorio, ya que las esquinas son áreas cuyo potencial suele pasar desapercibido.

 

 

Una estantería flotante en el centro de la estancia es una solución sencilla que apenas resta espacio.

 

 

 

 

Tocadores minimalistas

 

Siguiendo con tamaños pequeños, queremos mostrar un estilo diferente cuyas líneas metálicas aportan un toque sofisticado a la par que elegante y discreto.

 

 

El metal se combina con asientos tapizados en piel o con cojines de lana natural que añaden calidez al conjunto.

 

 

 

Como en los ejemplos anteriores, los arreglos florales son un detalle que da vida y color en un rincón dedicado a la belleza.

 

 

Tocadores románticos

 

Los muebles antiguos recuperados como tocadores de belleza imprimen una atmósfera romántica. En este sentido, el estilo shabby chic es un claro ejemplo de esta estética absolutamente femenina. En tonos pasteles o en el blanco más puro, con muebles decapados, velas y motivos florales constituyen un ejemplo más bucólico para recrear el rincón beauty.

 

 

En interiorismo la creatividad se expresa en la interpretación del espacio con el fin de optimizar su potencial.

 

Podemos ver un ejemplo claro al contemplar cómo el tocador se enmarca por la estructura abuhardillada, al mismo tiempo que se refuerza su protagonismo con el pared de papel exclusivamente en el frontal.

 

 

 

Tocadores con luces

 

Este tipo de tocador es la máxima expresión de los tocadores con reminiscencias profesionales y olor a bambalinas.

 

Si en alguna ocasión uno de tus sueños ha sido poseer un tocador de este estilo, en Aries Interioristas te mostramos tres líneas distintas que lo incluyen en el dormitorio sin aparatosidad.

 

Siguiendo el aprovechamiento del espacio que comentábamos anteriormente, este tocador moderno se sitúa estratégicamente en una pared que separa dos ambientes decorados en estricto blanco y negro.

 

 

Una versión más romántica se apoya en los dorados y en las luces tenues para crear una atmósfera sutil y envolvente.

 

 

Finalmente, el tradicional espejo cuadrado se transforma en una forma redonda más joven y minimalista.

 

 

 

En Aries Interioristas contemplamos con una visión profesional el potencial de tu hogar y te proponemos soluciones creativas y funcionales.

Si deseas reformar tu dormitorio e incluir un espacio especial para ti, no dudes en solicitar nuestras ideas.