Hace unas semanas te adelantábamos el color que Pantone selecciona cada año, y que en 2019 será el Living Coral.

 

“Un tono coral, animado y vital que apuesta por la vida, con matices dorados que aportan energía y dinamismo con un toque de suavidad”.

 

Además del protagonismo del Living Coral, este año se suman tendencias como la recuperación del rosa millennial, los tonos arena, los grises, los colores vibrantes y el negro.

 

En cuanto a interiorismo, llama la atención que las curvas vienen con fuerza en mobiliario y objetos decorativos. Otra tendencia sorprendente es la decoración de los techos que se van a convertir en el foco de las miradas.

 

En Aries Interioristas te presentamos algunas de estas tendencias de portada en 2019.

 

 

Curvas

 

Regresan la curvas. Las líneas sinuosas y redondeadas se desplegarán en sofás, sillones, sillas e incluso alfombras que tendrán un carácter más orgánico.

 

Los colores intensos como el verde, el amarillo y el azul destacan con atrevimiento las formas sensuales de mobiliario y complementos.

 

Sin duda es una de las tendencias más llamativas de 2019.

 

 

 

Terrazo

 

Este material comenzó a despuntar en 2018, pero mantendrá su protagonismo a lo largo de este año con su característico patrón que salpicará con motas de color todo el hogar.

 

Y no solo estará presente en el pavimento, sino que se extenderá por paredes gracias al papel pintado, otorgará carácter a las encimeras de las cocinas y personalizará todo tipo de objetos decorativos, desde el menaje a los textiles.

 

 

 

Plantas

 

Las plantas mantienen su popularidad en interiorismo, quizás por su capacidad para transportarnos a la calma de la naturaleza sin salir del hogar.

 

Las macetas de terracota ponen el acento en tonos naturales que también destacan este año en decoración.

 

 

 

Tonos naturales

 

Las tonalidades claras se mantienen firmes pero desbancan el tan extendido total white característico del estilo nórdico. De hecho, los colores oscuros también estarán presentes en cocinas negras o en paredes con carácter en las principales habitaciones del hogar.

 

El uso de los materiales naturales como la madera y la piedra reafirman el gusto por estas tonalidades neutras que nos acercan a los colores de la tierra.

 

Asimismo, los tonos maquillaje o rosados también se incorporan a la paleta de color tenue con el gris.

 

 

 

El negro

 

Como adelantábamos en la tendencia anterior, el negro y las paredes oscuras añaden contraste con personalidad en las estancias.

 

Este color también se puede incorporar de forma más sencilla mediante muebles y accesorios, como sillas o lámparas.

 

 

 

Techos decorativos

 

Los techos acaparan el foco de atención este año. Y es que una de las tendencias destaca dramáticamente los techos, ya sea con pinturas expresivas, lacados, con papel pintado o con molduras.

 

El impacto visual está asegurado, además de conseguir que una habitación parezca más grande y, por supuesto, más memorable.

 

 

 

Patrones geométricos

 

Aunque no puede considerarse una nueva tendencia, este año apunta a que los patrones geométricos desplieguen su presencia con colores más audaces y formas de mayor tamaño.

 

 

 

El comienzo del año es el momento de la renovación, y este propósito incluye nuestro hogar. Porque cuanto más cómodos nos sintamos en él, más energía tendremos para alcanzar las nuevas metas.

 

En Aries Interioristas realizamos proyectos personalizados de interiorismo y decoración. Cuéntanos qué tienes en mente y te presentaremos un presupuesto a tu medida.