Siendo previsores, en Aries Interioristas nos adelantamos las tendencias del próximo año y queremos darte un adelanto de lo que podemos esperar en el 2018.

Siempre preferimos y apostamos por soluciones de calidad y materiales naturales. Ahora que estamos en la era digital, la tendencia principal es querer crear un hogar que podamos disfrutar con los sentidos, un lugar cálido en el que refugiarnos, la sensación de estar en casa.

La madera sigue siendo un elemento protagonista en los hogares. Todo un clásico capaz de crear ambientes acogedores y cálidos, fusionándose sin problemas con cualquier otro material, ya sea metal, piedra o plásticos. De hecho, combinaciones que en un principio puedan parecer dispares, como la madera con el plástico o los materiales reciclados, resultan ser un diseño fresco y muy original.

La tendencia de madera natural envejecida nos evoca un pasado rústico, mostrando una madera con imperfecciones, siendo éstas parte indiscutible de su encanto. Se buscan las vetas marcadas, las grietas, la madera inmortal de las casas rurales, integrada en el salón de viviendas modernas.

Seguiremos encontrando suelos de tonos grisáceos, de los tonos más claros a los más oscuros, elegantes y que aportan a nuestro hogar un toque de distinción. Además, este tipo de suelos combinan muy bien con el marrón y con el blanco.

La madera se irá oscureciendo cada vez más, y veremos muebles con nogal oscuro, ébano e incluso arriesgaremos con muebles enteramente negros.

Metal y colores intensos

Las tendencias que más destacan tienen que ver con la geometría, el uso del metal y los colores intensos.

Los patrones geométricos en tonos diferentes son una excelente forma de jugar con la decoración de las paredes, ya sea con papel tapiz o con azulejos.

 

Los metálicos son tendencia, tanto en materiales como en complementos. Los acentos metálicos nos van a permitir un cambio radical en la decoración de cualquier estancia, creando un ambiente de sofisticación y lujo. Podemos utilizarlos en todo tipo de accesorios, como cuencos, floreros o lámparas.

En las lámparas, es tendencia las lámparas colgantes para dormitorios y los modernos leds, con una iluminación potente y trasgresora.

El mármol vuelve hacer acto de presencia, siendo uno de los materiales más apreciados en pequeñas mesas, en encimeras o como revestimiento de paredes.

Uno de los materiales indispensables para las tapicerías de nuestros sofás y cojines que nos va a sorprender este 2018 es el terciopelo. Su increíble tacto y su gran variedad de colores, lo convierten en un material muy apreciado y que fácilmente podrá combinarse con la decoración de cualquier espacio.

Respecto a los colores, los más predominantes serán los tonos crema y cobre. De hecho, los acabados en cemento y óxido están ganando mucho terreno. Este tipo de tonos van muy bien con colores pastel, suaves y coquetos. Junto con verdes, púrpuras y rojos intensos, los colores pastel crean una sutil mezcla entre lo lujo romántico lo vanguardista.

A la hora de escoger los colores que van a predominar en nuestras paredes y mobiliario es importante que seamos conscientes de cómo proyectan la luz y crean sensaciones. Hay que saber escoger los colores acordes al tamaño de las habitaciones y a que la mezcla con el mobiliario, las alfombras y todos los complementos, de un resultado armonioso.

Los tonos tendencia para las paredes van a ser el naranja en su tonalidad más oscura. Es un color arriesgado, pero también es cálido y no resulta difícil de combinar. También el verde Greenery, un tono de verde muy particular, con la cualidad de llenar de tranquilidad las estancias.