Establecer una imagen de marca con un estilo propio que te defina es esencial para diferenciarse.

 

Un bar, una cervecería, un restaurante sin una marca reconocible no aporta un valor añadido a sus clientes y corre el peligro de difuminarse entre la competencia.

 

Un proyecto de interiorismo parte de una idea y la traslada a la realidad para diferenciar cada negocio de forma única.

 

En Aries Interioristas tuvimos la oportunidad de llevar a cabo un proyecto para la coctelería Lakshmi que se inspira en el estilo chill out, al mismo tiempo que se desmarca de su estética para definir un local con personalidad propia.

 

La coctelería está dividida en diferentes áreas para proporcionar al cliente una experiencia personalizada en cada una de ellas.

 

Partiendo de la idea del cliente, diseñamos cada ambiente con su propia atmósfera que a la vez conforma un concepto consistente.

 

 

 

Cócteles, luces y colores

 

Cada local o negocio tiene su propio ritmo y cadencia, y debe plasmarse en el proyecto de interiorismo.

 

Una coctelería es un local para degustar con calma los sabores, embriagarse por los aromas y dejarse envolver por el color característico de cada cóctel.

 

En Aries Interioristas desplegamos nuestra creatividad y quisimos hacer un guiño en la zona de barra con el juego de luces LED. Estas luces cambian de color inspirándonos en los colores de los cócteles.

 

 

 

A la entrada de la coctelería Lakshmi este juego de colores se traslada también a los asientos y a la decoración mural con líneas sinuosas y relajantes.

 

 

A partir de aquí nos adentramos en el otro espacio o componente de la coctelería: el propio reservado chill out.

 

 

 

Coctelería Lakshmi: diseño chill out personalizado

 

En este proyecto para la coctelería Lakshmi, nuestro cliente quería que estuviera inspirado en un ambiente chill out pero con un resultado personal y único. El objetivo ha sido transmitir el relax y la atmósfera que envuelve un rincón chill out pero diferenciándose de lo que habitualmente encontramos en este estilo.

 

El resultado fue la creación de un espacio que sustituye los blancos puros característicos por papel de fondo negro, apliques decorativos y molduras de escayola. Así, conseguimos darle un toque neoclásico modernizado que sigue evocando la relajación.

 

 

Para el mobiliario integramos unas mesas bajas entre los amplios cojines de líneas suaves y minimalistas, unos rasgos que caracterizan la esencia del estilo chill out.

 

En este reservado chill out recreado en un interior se busca una la iluminación tenue que acompañe a la atmósfera de este estilo. La fuente de iluminación principal presente en las lámparas de pie se complementan con la que emiten las molduras, lo que a la par intensifica su cualidad decorativa.

 

 

Las cortinas ligeras y etéreas constituyen el marco de la entrada. Al mismo tiempo que aportan privacidad separando el reservado el resto del local, no lo aislan en exceso gracias a su fino tejido.

 

 

El azul intenso del mediterráneo y el blanco puro destaca en la privacidad de los aseos. Es otro pequeño guiño hacia el concepto puro chill out que reinterpretamos a gusto del cliente en el resto del local.

 

 

 

En Aries Interioristas escuchamos tus ideas para trasladarlas a la realidad creando negocios con estilo que te diferenciarán de+ la competencia.