El recibidor es la carta de presentación de tu hogar. Es la primera estancia que lo anticipa a los invitados y, al mismo tiempo, es la que te acoge cuando regresas.

 

Por tanto, su decoración debe tener muy presente la estética, pero también la funcionalidad.

 

Este espacio tiende a ser pequeño en la mayoría de las casas, lo que no se contrapone a que sea el punto perfecto para desplegar una gran creatividad.

 

En Aries Interioristas te ofrecemos las siguientes propuestas para renovar tu recibidor priorizando un elemento, o combinando todos en un resultado ecléctico a la par que armonioso.

 

 

 

Espejos

 

Los espejos aumentan visualmente el espacio logrando que parezcan más grandes, y aportan mayor luminosidad en los recibidores pequeños.

 

Un espejo más una pequeña estantería para dejar los objetos cotidianos como las llaves o un detalle decorativo como velas o flores, constituyen el tándem perfecto para los recibidores frontales a la entrada.

 

De forma redonda y minimalista, o cuadrados con una factura más moderna, combinan a la perfección la estética con la funcionalidad.

 

 

 

Una solución diferente y más arriesgada consiste en formar un puzzle de espejos de diferentes formas y tamaños que refleje la luz en todas las direcciones.

 

 

 

 

Percheros

 

El perchero es el elemento clave en los recibidores. Actualmente su estética se ha revisado de tal modo que ha revolucionado el concepto tradicional.

 

En esta propuesta rústica, la pared de ladrillo visto y el protagonismo de la madera ofrecen una solución perfecta a un espacio delimitado entre dos paredes.

 

 

Siguiendo con el elemento madera, este es un ejemplo de cómo crear un nuevo objeto dando vida a uno antiguo. El árbol reciclado ejerce la función de perchero con naturalidad y elegancia en un espacio minimalista.

 

 

 

Y siguiendo una línea minimalista, estas dos propuestas representan el gran significado de “menos es más” con sencillos colgadores estéticos cuya personalidad no pasa desapercibida.

 

 

 

 

Fotografías

 

Las fotografías, los cuadros y los carteles también se pueden integrar en el recibidor con aires actuales. Aunque se unan elementos de diferentes diseños, se pueden obtener resultados armónicos cuidando la composición.

 

 

Un sustituto de la decoración mural son las pizarras y los calendarios que aportan un toque desenfadado a las tareas rutinarias que hemos de recordar.

 

 

 

Aparadores y consolas

 

Con el perchero, la consola es sin duda otro elemento clásico en los recibidores. El mueble por excelencia en estas estancias ha evolucionado desde la más pura funcionalidad hasta la estética más minimalista.

 

En las dos primeras propuestas contemplamos dos estilos diferentes, con un aparador vintage decapado que destila romanticismo frente a una alternativa moderna en un blanco luminoso y rotundo.

 

 

El minimalismo de estas dos piezas no restan en absoluto personalidad y sus líneas puras las convierten en protagonistas de la escena.

 

 

Las flores, los libros, las lámparas y los pequeños ornamentos complementan el recibidor y crean un resultado final redondo y consistente.

 

 

En Aries Interioristas creemos que el recibidor es un espacio que ofrece múltiples posibilidades creativas independientemente de su tamaño. Nosotros te ayudamos a renovarlo en el estilo que te define.