Dicen que los polos opuestos se atraen. Esta afirmación no podía ser más cierta en el caso de dos colores: el blanco y el negro.

 

En Aries Interioristas afirmamos que además de atraerse, se complementan.

 

  • Porque el negro es la ausencia de luz pero el sumun de la elegancia y la sofisticación.

 

  • Porque el blanco ilumina la oscuridad para crear espacios serenos y relajantes.

 

Si miras a tu alrededor verás infinitos ejemplos de este juego de colores que tal vez te han pasado desapercibidos por resultar tan equilibrados: la sal y la pimienta, la fotografía y el cine en blanco y negro, los dameros, el ying y el yang…

 

La combinación de ambos colores contrapuestos puede aplicarse a todas las habitaciones de una vivienda, desde el recibidor hasta el dormitorio.

 

El blanco y negro se utiliza en decoración en positivo y negativo. Es decir, dando prioridad a los elementos negros o blancos en cada estancia. Esta dualidad se muestra en todas las ideas inspiradoras que vamos a mostrarte.

 

Acompáñanos en esta visita guiada por un fascinante mundo en blanco y negro, lo que no significa ausencia de color.

 

 

Entradas de cine

 

Si quieres que el blanco predomine para conseguir recibidores llenos de luz, pon el contrapunto en los accesorios: cuadros, jarrones y alfombras.

 

 

La presencia del negro en una sola pared no anula la luz, sobre todo si se contrarresta con un espejo que amplía visualmente el recibidor.

 

 

El equilibrio entre ambos colores es posible jugando con armarios en negro, papel tapiz en ambas tonalidades, suelos blancos y una puerta negra que constituye la conclusión o cierre perfecto.

 

 

 

Papel y tinta

 

Aquí te mostramos dos ejemplos de la aplicación del color en positivo y negativo, con mayor peso del color negro o del blanco.

 

En ambos casos se consigue una estética minimalista perfecta para una zona de trabajo que precisa concentración.

 

 

 

Sal y pimienta

 

Las cocinas blancas son tendencia y son atemporales. De nuevo un binomio que encaja a la perfección con el espíritu de los ejemplos que te mostramos.

 

La inclusión del negro en las paredes resalta el mobiliario con elegancia, pero la pared de ladrillo y la chimenea son simplemente exquisitas.

 

 

En contraposición, una combinación más sutil de estos colores. El predominio del blanco se rompe con el contraste de lámparas de diferentes modelos que coronan la mesa principal.

 

 

 

Ying y Yang

 

El salón es el centro del relax y de la diversión, por lo que conjuga ambos conceptos como el ying y el yang de la vivienda.

 

Líneas rectas, puras y sin mayor ornamento que los toques dorados de la decoración sobre la mesa auxiliar para un resultado sobrio.

 

 

Negro en muebles, carpintería y puzle de fotografías para un resultado dramático.

 

 

Juego de estampados en ambos colores para un resultado más informal.

 

 

 

Polos opuestos

 

Los polos opuestos se atraen, como adelantábamos al principio de este viaje monocromático.

 

El color negro en el dormitorio tiene efectos dramáticos que se acentúan con la elección adecuada de los textiles y de las texturas.

 

 

Un dormitorio en color blanco es, por el contrario, más inocente y luminoso.

 

 

¿Cuál de ellos te apasiona?

 

Si te has enamorado de este juego de colores, en Aries Interioristas hacemos realidad tus sueños renovando esa estancia en la que ya estás pensando. Contacta con nosotros y cuéntanoslo.