A la hora de planificar el interiorismo de un espacio, para Aries Interioristas resulta imprescindible conocer los gustos personales de nuestros clientes.  En el caso de tratarse de un negocio, nuestro objetivo será una imagen de marca  potente y única.

 

Del mismo modo que al vestirnos los detalles pueden cambiar completamente nuestro look, lo mismo sucede en decoración. Los pequeños adornos que escogemos, la forma de distribuir los elementos en una estantería, dónde colocamos un jarrón con flores… Todo son detalles que están marcando la diferencia, y que transforman un espacio neutro, en un espacio con vida y personalizado.

Detalles para personalizar tus espacios

Los detalles decorativos son los que nos permiten adueñarnos de los espacios. Un complemento textil sobre un sofá, por ejemplo, puede crear ese ambiente personal que estamos buscando.

Algo que nos encanta hacer en Aries Interioristas es “saltarnos las normas”. Si normalmente estamos acostumbrados a espejos redondos o cuadrados, ¿por qué crear formas diferentes para un estilo decorativo más rompedor? Un espejo con una forma menos convencional tendrá la misma función práctica pero dará ese toque decorativo que tanto nos gusta.

En el momento en el que nos decidamos por un estilo decorativo tendremos que pensar en lo detalles que mejor van a encajar y en toda la decoración en su conjunto. Si nos decidimos por un estilo decorativo minimalista, los detalles son aún si cabe más importantes. Los muebles deberán tener lineas rectas y limpias a la vez que aprovechamos de forma impecable el espacio. Los pocos elementos decorativos que escojamos serán los grandes protagonistas de la decoración.

Detalles con los textiles

Los textiles son capaces de aportar calidez a los espacios, ya sea con la combinación de varios tipos o solo con un toque decorativo pero de gran impacto.

La decoración de un salón con buena iluminación, líneas rectas y estores, puede tener toda su fuerza en un elemento textil de gran tamaño, como puede ser una alfombra. Podemos centrar la atención en unos pocos elementos con más fuerza o bien distribuirla por el espacio, a través de la combinación de colores en nuestros textiles. Las fundas del sofá, cojines, mantas, cortinas, todo ello debe ir en consonancia con el resto de la decoración y resultar armonioso.

Una gran ventaja de los textiles es que nos permiten cambiarlos según la época del año o simplemente porque nos cansemos y nos apetezca darle una vuelta a la decoración. Algo tan sencillo como cambiar las cortinas, puede darle al espacio un toque diferente.

Todo en su justa medida

Un aspecto que no tiene mucho sentido en interiorismo es querer destacar demasiadas cosas a la vez. El abusar de recursos decorativo o mezclar de colores y textiles nos puede llevar a recargar las estancias.

 

Si hay algo que nos gusta en Aries Interioristas es el gusto por los detalles pequeños, bien combinados y en sintonía, sin llegar nunca a cargar demasiado los ambientes.

Si tenemos espacios exteriores como terrazas, balcones, jardines o incluso un ático, también les vamos a poder sacar mucho partido con los detalles adecuados. Los espacios necesitan detalles que complementen la decoración principal. Los pequeños accesorios, son decisivos para poder lograr ambientes perfectos.

Las paredes requieren mucha atención desde el punto de vista decorativo, pero son los pequeños espacios los que dan el toque final, con elementos con encanto pensados para decorar a lo grande espacios pequeños.

Los detalles también se pueden relacionar con las emociones. Podemos crear un rincón rústico porque nos trae recuerdos de la infancia. Un estilo oriental porque nos resulta limpio y tranquilizador. Espacios con elementos en negro, porque nos gusta la elegancia y la sobriedad.

Sea cuál sea el estilo decorativo que mejor vaya contigo, en Aries Interioristas podremos conseguir que tus ideas cobren vida.