Si tenemos que decidirnos entre una cortina o un estor para nuestras ventanas, lo primero que hay que tener en cuenta es el tipo de ventana. Apostar por un sistema u otro dependerá de si nuestra ventana es más grande o más pequeña. Pero no solo eso, el tejido de la cortina o el estor también es muy importante y va depender, en cierta manera, de nuestros gustos y de la funcionalidad que vayamos a dar a la ventana.

Hablando en términos técnicos, la principal diferencia entre estores y cortinas radica en la dirección de su apertura: los estores en vertical y las cortinas en horizontal. Respecto al diseño, lo cierto es que responden a criterios muy diferentes, ya que las cortinas siempre tendrán ese aire clásico y moderno, mientras que los estores son un sello de modernidad.

Con las firmas de distribuidores textiles con las que trabajamos en Aries Interioristas, las posibilidades de dar con la vestimenta perfecta para nuestras ventanas son ilimitadas.

 

Funcionales y decorativas

Lo que está claro es que ambas opciones suponen un elemento decorativo importante a tener en cuenta, ya que pueden cambiar la apariencia de las habitaciones.

Cuando queremos lograr un ambiente más equilibrado, apostaremos por vestir las ventanas en los mismos tonos que el mobiliario. En cambio, optaremos por estores o cortinas con estampados o colores más llamativos si queremos darle un estilo diferente e impactante a nuestra decoración de casa.

Como te decíamos al principio, una de las cuestiones importantes a tener en cuenta a la hora de decidirnos por estor o cortina, será el tipo de ventana en que se vayan a instalar. El tamaño y el mecanismo de apertura de la misma será crucial. No tendrá sentido instalar cortinas cuando la ventana de la que disponemos tiene un tamaño muy reducido.

Recursos imprescindibles en decoración

Lo bueno de contar con tantos recursos en decoración hoy en día es que, cosas que antes eran determinantes para colocar un objeto decorativo u otro, hoy ya no lo son. Si tenemos una ventana que se abre hacia dentro, no tenemos por qué renunciar a los estores, si esta es la opción que más nos gusta. Lo único a tener en cuenta es que entre techo y marco superior de la ventana quede espacio para que al plegarlos quede espacio para abrir la ventana sin dificultades.

Si escogemos estores, la clave está en que no supongan un impedimento a la hora de abrir o cerrar la ventana, ya que se vería comprometida su funcionalidad. Para instalar cortinas no nos importa en qué dirección abra la ventana, solo si está es lo bastante grande para que puedan lucirse.

En ventanas de grandes dimensiones, podemos instalar estores sin problema siempre que sea más de uno. No aconsejamos instalar estores que midan más de metro y medio cada uno, ya que lo que nos interesa es que resulten fáciles de manejar.

 

Vistiendo nuestras ventanas a la última

Personalizar cada una de las habitaciones de nuestra casa nunca había sido tan fácil como ahora. Cortinas opacas para el salón, estores en la cocina, combinado de visillos y cortinas para las habitaciones. Tenemos a nuestros pies todo un mundo de posibilidades.

Firmas como Jab Anstoetz, son capaces de crear tendencia gracias a productos exclusivos. Sus colecciones de cortinas y estores de adaptan a todos los gustos y diseños.

No solo tienen en cuenta la función decorativa de las cortinas, sino que además juegan con los tejidos para que éstas también sirvan como reguladores térmicos y amortiguadores acústicos. Y van de las más transparentes a las más opacas.

Los estores no se quedan atrás en sus colecciones: plegadas, enrollables, estores plisados y japoneses, de estilo monocromático o estampados. Imposible no encontrar uno que nos guste.