Los colores azul y blanco huelen a mar, a mediterráneo, a vacaciones, a luz y a atardeceres tras la siesta.

 

Ambos colores están presentes en las casas mediterráneas en su carpintería, en el mobiliario y en los textiles potenciando la sensación de relax que inunda los días de verano.

 

En Aries Interioristas queremos compartir contigo este viaje sobre aguas celestes para que tomes ideas inspiradoras que puedas incluir en tu propio hogar.

 

 

 

El descanso del marinero

 

Durante las vacaciones todos necesitamos un pequeño refugio donde aislarnos para contemplar el mar, o simplemente para disfrutar de un instante de relax en privado.

 

Busca un rincón especial de tu hogar y resérvalo para ti para personalizarlo con cojines a rayas y de colores. Combínalos con todas las gamas de azul que más te gusten: desde el marino, al turquesa y el aguamarina.

 

No importa cómo los mezcles. Es solo para ti. Date ese pequeño capricho y viaja con la imaginación a Santorini cada vez que te sientes allí.

 

 

 

La hora del aperitivo

 

Disfruta del aperitivo bajos los techados de cañizo del porche. Para ello no es necesario una villa de ensueño.

 

Si dispones de un jardín con piscina o de una terraza, por pequeña que sea, puedes recrear el estilo mediterráneo con hamacas, cestos de mimbre y amplias macetas en tonos tierra.

 

 

 

 

Las lecturas de verano

 

Este es un ejemplo de la versatilidad con la que puedes adaptar el estilo mediterráneo o navy a tus propios gustos o necesidades.

 

Esta tradicional estancia enmarcada con un arco de medio punto ha adoptado aires más actuales al transformarse en una biblioteca destinada a disfrutar del placer de la lectura en verano.

 

Como elementos propios del estilo mediterráneo se mantiene la carpintería azul, acentuada por la tapicería de las sillas. Y como elementos modernos se incluye un sofá Chester blanco y una lámpara en tonos metálicos que rompe con la línea tradicional más clásica.

 

 

 

Los atardeceres entre las dunas

 

Crea tu propio espacio chill out inspirado en el estilo ibicenco mediante vaporosas cortinas que protejan de los últimos rayos del sol. El color blanco puro aportará más luminosidad, pero también puedes elegir un blanco roto o con sutiles líneas azules que combinen con el resto de elementos decorativos.

 

No olvides completar la escena con un farolillo azul que ilumine con tenues velas, y con mesas bajas de mimbre.

 

 

 

Los sueños de sirena

 

Dormir escuchando el arrullo del mar es un placer que puedes trasladas a tu dormitorio con la decoración adecuada.

 

Para ello no se precisan muchos elementos. Como ejemplo, contempla la simplicidad deliciosa de este dormitorio donde los textiles dibujan las olas del mar sin necesidad de más ornamentos.

 

 

Pero si prefieres un resultado más colorista, el estuco veneciano es la técnica idónea para dar protagonismo a una pared con suaves degradados que recuerdan los reflejos de la superficie marina en calma.

 

 

 

Contemplar casas mediterráneas de ensueño es maravilloso, pero aún lo es más adaptar este estilo a tu hogar o a tu propia residencia vacacional.

 

En Aries Interioristas te ayudamos a personalizar tu hogar con aires de verano. ¿Viajamos juntos hacia el estilo mediterráneo? Cuéntanos tus planes y nosotros los haremos realidad.