Degustando los platos de Jesús, pudimos percibir la esencia de su cocina: raza, fuerza, nobleza, el valor de los productos naturales presentados con una gran belleza. Y en esto nos basamos como eje central para dar forma al proyecto.

Buscamos los materiales más nobles: madera, hierro, cuerda, algodón, ábaca, piel, piedra natural…. Y dimos forma a un proyecto redondo en el que la barra central es protagonista indiscutible. En ella, abierta a la sala, por un lado se aloja una cocina profesional totalmente equipada con un marcado aire hogareño. “Quiero que los clientes tengan la sensación de que vienen a comer a mi casa” nos pedía Jesús Almagro.

Por el otro lado, encontramos un cocktail bar donde degustar combinados de autor.

Un cuidado estudio de la iluminación y una correcta selección de piezas de mobiliario, crean ambiente y aportan confortabilidad al espacio.

En Aries Interioristas pensamos que los detalles son los que imprimen carácter a un proyecto. Por ello diseñamos varias piezas exclusivas para Jesús como unos porta cubiertos, soportes para velas que crean ambiente en cada mesa o una bandeja para el servicio de tapas.

Nos implicamos en los proyectos hasta el final para que el resultado sea perfecto.